Published On: Sat, May 6th, 2017

VEGETAL TE AYUDARA A COMBATIR LA ANEMIA POR SU CONTENIDO DE HIERRO

El kale o col rizada se ha convertido en el vegetal por excelencia. La llaman la nueva carne, la reina de los vegetales y fuente inagotable de nutrición porque contiene muchos micronutrientes.

El kale es una de las verduras muy rica en  nutrientes . Le llaman kale en inglés y “col verde”, “col crespa” o “berza” en español. Es prima hermana del brócoli, la coliflor y de las coles de Bruselas.

El kale también es muy rico en magnesio, cobre, potasio y sodio, los cuales le dan un efecto diurético que ayuda a reducir la hipertensión arterial y por lo tanto, previene de enfermedades cardiovasculares y la retención de líquido.

BENEFICIOS DEL KALE O COL RIZADA:

    1. Es baja en calorías y alta en fibra. Una taza de kale tiene sólo 36 calorías, 5 gramos de fibra y 0 gramos de grasa. Agiliza el proceso de digestión de los alimentos y, como contiene mucha fibra, regula y ayuda en el proceso de eliminación.
  1. Es una buena fuente de poderosos fitonutrientes que son sustancias naturales que se encuentran en los pigmentos de los vegetales y que tienen un gran poder antioxidante y protector de las células. El kale es muy rico en carotenoides y flavonoides, los dos principales antioxidantes asociados a propiedades anticancerígenas.
  2. Contiene mucho hierro. Por caloría, el kale tiene más hierro que la carne de vacuno. El hierro es esencial para la salud, puesto que está presente en la formación de la hemoglobina y de las enzimas, en el transporte de oxígeno a diferentes partes del cuerpo, en el crecimiento celular, y en el funcionamiento hepático, entre otros.
  3. Contiene mucho calcio. Contiene 135 mg de calcio por cada 100 g, más que la leche de vaca, que aporta 120. Además, a diferencia otras verduras, tiene una proporción muy baja de ácido oxálico, que interfiere en la absorción del calcio, lo que garantiza que aprovechemos al máximo este mineral, que nos ayuda a prevenir la pérdida ósea y la osteoporosis y a mantener un metabolismo saludable.
  4. Contiene mucha vitamina C. El kale contiene 120 mg de vitamina C por cada 100 g, el 200% de la dosis diaria recomendada. La vitamina C es un antioxidante potente y es conocida porque fortalece el sistema inmunológico y previene los resfriados. Además, también ayuda a absorber el hierro y a mantener el cartílago y la flexibilidad de las articulaciones.
  5. Contiene mucha vitamina A. La vitamina A es esencial para una buena salud ocular, un buen estado de la piel y mucosas y ayuda a prevenir cánceres de pulmón y de la cavidad oral.
  6. Contiene mucha vitamina K. Es una de las fuentes vegetales de vitamina K por excelencia: 100 g proporcionan el 700% de la ingesta diaria recomendada. Según el American Journal of Clinical Nutrition, una dieta alta en vitamina K nos ayuda a proteger el organismo contra varios tipos de cáncer, a fortalecer y a promover la formación ósea, y a prevenir la coagulación de la sangre. Unos niveles adecuados de vitamina K en la dieta ayudan a limitar el daño neuronal, motivo por el que juega un papel tan importante en el tratamiento de pacientes con Alzheimer. El consumo de kale está contraindicado si se toma medicación anticoagulante, puesto que la vitamina K que contiene puede interferir con el fármaco y provocar niveles de toxicidad.
  7. Tiene propiedades antiinflamatorias. Una taza de col rizada contiene un 10% de la dosis diaria recomendada de ácidos grasos omega-3, que ayudan a luchar contra los trastornos de artritis, asma y enfermedades autoinmunes.
  8. Protege de enfermedades cardiovasculares. La fibra de la col rizada se une a los ácidos biliares y ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre, lo que reduce el riesgo de tener enfermedades del corazón.
  9. Es un alimento depurativo. Como contiene mucha fibra y sulfuros, la col rizada es un alimento idóneo para depurar el cuerpo y mantener el hígado sano.