Published On: Fri, May 26th, 2017

Trucos casero para quitar el mal olor de pies en unas horas…

Trucos para quitar el mal olor de los pies

1. Un remedio casero muy popular es usar vinagre de manzana para quitar el mal olor de los pies, ya que es un producto que ayuda a regular el nivel de ph en la piel y a eliminar aquellas bacterias que causan el mal olor. Solo tienes que mezclar en un recipiente agua caliente con 5 cucharadas grandes de vinagre de manzana, y sumergir los pies durante 10 minutos. Al finalizar el tratamiento, lava bien los pies y procura que queden bien secos.

2. Otro de los productos más eficaces y reconocidos para eliminar el mal olor de pies es el bicarbonato de sodio. Puedes usarlo de dos maneras distintas:

Espolvorear dos cucharadas pequeñas de bicarbonato de sodio en el interior del calzado que, además, servirá para absorber la humedad. Es preferible hacerlo por la noche.

Realizar un baño de pies agregando 2 cucharadas de bircarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia. Deja en remojo los pies durante 15 o 20 minutos.

3. La salvia es una planta que, además de contar con múltiples propiedades curativas, es excelente para frenar la sudoración excesiva y combatir bacterias. Por ello, resulta un estupendo remedio natural para quitar el mal olor de pies. Puedes colocar unas cuantas hojas secas de salvia dentro de los zapatos para que absorba el olor o bien dejar los pies en remojo en una infusión de salvia durante 15 minutos. ¡Notarás la diferencia enseguida!

4. Otra planta muy eficaz para combatir el mal olor de pies es el jengibre. Para emplearlo como remedio casero, corta una raíz mediana de jengibre y rállala muy bien. Luego, introduce la ralladura en un cazo con agua, deja que hierva durante 15 minutos y cuélalo. Masajea los pies con el líquido resultante por las noches antes de ir a dormir.

Para resolver los problemas de malos olores corporales como los desagradables olores en los pies, podemos aprovechar los beneficios que proporciona el té negro. La mejor fórmula es agregar cuatro sobres de té negro en un litro de agua hirviendo, dejar enfriar y colocarlo en un recipiente en el que puedas sumergir los pies. Deja los pies en remojo durante al menos 20 minutos.

Fuente: salud.uncomo