Published On: Fri, Jul 14th, 2017

Remedios naturales para tratar la conjuntivitis

El enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva, la membrana mucosa que recubre los párpados y la superficie del ojo se le conoce como conjuntivitis.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis son:

• Ojo enrojecido, irritado o que arde.
• Lagrimeo.
• Picor.
• Mucosidades en los ojos.
• Dolor o molestia ocular.

Remedios naturales para la conjuntivitis:

• La leche materna es considerada el mejor remedio para la conjuntivitis.

Si tú misma o alguien que conoces está lactando y está dispuesta a compartir puedes probar con este remedio. Funciona fantásticamente contra la infección ya que cuenta con muchos nutrientes y anticuerpos.

Si no tienes acceso a la leche materna, puedes utilizar bolsas de té de manzanilla para aliviar el dolor.

Mantener las bolsas de té  húmedas y calientes sobre el ojo durante 10 minutos ayuda a reducir la hinchazón.

• Para el alivio inmediato del dolor aplica aloe (sábila) fresco directamente en el ojo infectado.

La sábila o aloe también tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan contra la infección.

• Las personas que tienen un elevado umbral del dolor pueden intentar con una gota de jugo de limón.

El jugo de limón tiene antibióticos y propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar los síntomas de la conjuntivitis. Es rico en vitamina C y puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico para combatir la infección.

Sin embargo, se debe diluir con agua para que no aumente la irritación.

• Coloca un paño frío sobre el ojo durante una hora con el fin de evitar que el flujo sanguíneo invada el ojo.

A fin de mantener la temperatura fresca, se puede sustituir la toalla fría cuando sea necesario. Esto reduce el flujo en los vasos sanguíneos, lo que le da la oportunidad de sanar a los tejidos oculares dañados e irritados.

También, mantener una compresa fría en el ojo reducirá la hinchazón y dará alivio inmediato al dolor.

• El champú del bebé puede ser utilizado para limpiar a fondo el ojo y aliviar el dolor, debido a que tiene un agente anestésico que se utiliza de modo que no se quema ojos de los niños.

 

HÁBITOS: hay que tratar de leer de una forma pausada, tranquila, enfocando bien las letras y con buena luz, prefiriendo a medida que sea posible la luz solar y evitando forzar la vista con letras pequeñas o que bailan. Si tu trabajo es estar en el monitor por largos periodos de tiempo, debes descansar la vista cada 50 minutos y asomarte por la ventana y ver de lejos para descansar la vista.

Otro hábito es hacer actividades a la luz solar de manera que el ojo se de baños suficientes de luz, lo cual fortalece y nutre los ojos.

EMOCIONES: tu forma de ver la vida es un factor que influye poderosamente en tus estados de salud. Si sientes que te irritas a menudo, que no toleras y te desesperas con frecuencia por las cosas “que ves”, lo mejor es recurrir a lecturas que amplíen tu forma de ver las cosas, un ejercicio muy bueno para ampliar tu comprensión es empezar a ver y tratar a los demás como si fueras tu mismo.

La meditación, el yoga y la medicina energética son buenas alternativas también para ayudar a manejar positivamente tus emociones.

Unos ojos sanos no sólo reflejan salud sino uno belleza que viene desde lo profundo del alma.