Published On: Thu, Jun 15th, 2017

Los 3 mejores remedios naturales para aliviar las amígdalas inflamadas el dolor y las bacterias

Resultado de imagen para LOS 3 MEJORES REMEDIOS NATURALES PARA ALIVIAR LAS AMÍGDALAS INFLAMADAS, ELIMINAR EL DOLOR Y BACTERIAS

Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la boca y en la parte de arriba de la garganta. Ayudan a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo. Una infección viral o bacteriana puede causar amigdalitis.

Síntomas

  • Dificultad para deglutir
  • Dolor de oído
  • Fiebre, escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta que dura más de 48 horas y puede ser fuerte
  • Sensibilidad de la mandíbula y la garganta
  • Problemas respiratorios si las amígdalas son muy grandes

El problema puede ocurrir en una o ambas amígdalas, casi siempre cuando disminuyen los anticuerpos que producen las células de sus tejidos. En algunos casos dura entre dos y tres días, según su nivel de gravedad y tratamiento.

Existen varios remedios naturales que pueden acelerar la recuperación de su garganta gracias a sus propiedades.

Los 3 mejores remedios para problemas en la garganta

1. Gárgaras con té de caléndula y miel
Esta bebida es antiinflamatoria, antibiótica y analgésica que ayuda a reducir los síntomas de la amigdalitis. Su uso varias veces al día controla de forma efectiva el dolor y el malestar general.

Ingredientes: 1 cucharadita de caléndula + ½ taza de agua + 1 cucharada de miel (opcional)

Preparación y uso: Vierte una cucharadita de caléndula en una taza de agua hirviendo y agrégale una cucharada de miel. Deja que repose unos minutos, pásala por un colador y usa el líquido para hacer gárgaras durante dos minutos. Repite el tratamiento dos veces al día.

2. Infusión de tomillo y limón
Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y elimina las bacterias. Este remedio funciona para calmar la irritación en la garganta, reducir la inflamación de las amígdalas y controlar el exceso de moco.

Ingredientes: 1 taza de agua + 1 cucharada de tomillo + Zumo de ½ limón + 1 cucharada de miel (opcional)

Preparación y uso:
Hierva a fuego lento una taza de agua durante 10 minutos y luego agregue una cucharada de tomillo y el jugo de medio limón. Deje reposar la bebida, pásala por un colador y endúlzala con una cucharada de miel (opcional) aunque es mejor si puede tomar el remedio sin ella. Debe tomar un taza dos veces al día durante una semana.

3. Ajo con miel
El ajo tiene compuestos antibióticos y antiinflamatorios que combinado con la miel forman un jarabe efectivo contra la inflamación en las amígdalas. Este remedio calma el dolor, reduce la presencia de moco y evita las complicaciones causadas por la infección.

Ingredientes: 1 diente de ajo crudo + 1 cucharada de miel + ½ taza de agua (opcional)

Preparación y uso: Tritura el diente de ajo y mézclalo con la cucharada de miel. Si prefieres para facilitar su consumo, puedes diluirlo en media taza de agua tibia. Debes beber media tacita en ayunas o ante la primera señal de dolor. Extiende su uso durante una 5 días. Ojo! tenga mucho cuidado con el ajo si es hipertenso solo consumaló dos días descanse un día y repita el tratamiento.

Puede eligir cualquiera de los remedios mencionados y úsalo como tratamiento para las molestias en las amígdalas. Recuerda mantener una buena higiene bucal, para prevenir el desarrollo de bacterias.