Published On: Wed, May 3rd, 2017

Remedios caseros para los dientes sensibles

Muchas personas al consumir una sopa caliente,morder una paleta helada o tomar un té frío sienten una sensación eléctrica y punzante en uno o más de sus dientes. Esto es conocido como dientes sensibles o sensibilidad dental.

Es importante observar que la sensibilidad en los dientes puede ser causado por una gran variedad de factores. Puede ser algo tan sencillo como un diente “magullado” por morder algo de forma inadecuada o incluso sucede que los dientes quedan sensibles después de que los limpiaron o les pusieron una empastadura. Sin embargo, la causa más común de sensibilidad a la temperatura y a los alimentos dulces o agrios, es casi absolutamente, la exposición de la dentina (material que está debajo del esmalte de los dientes y es de lo que están hechas las raíces). Usualmente ocurre como resultado de caries, abrasión por alimentos o el cepillo de dientes, o por retroceso de las encías

Remedios caseros para los dientes sensibles

sensi

1. Agua tibia de Sal

Mezclar 2 cucharaditas de sal en un vaso de agua tibia y mezclar. Efectuar gargarismos dos veces al día.

2. Sal en roca con mostaza

Mezclar 1 cucharadita de sal de roca y 1 cucharada de aceite de mostaza. Masajear con esta preparación los dientes y dejar puesta por 5 minutos. Enjuagar con agua tibia.

3. Aceite de Canela

Empapar un bolita de algodón con aceite de canela y masajear los dientes luego de consumir alimentos demasiado calientes o fríos para reducir la sensibilidad.

4. Sal en polvo fino

Masajear suavemente 1 cucharadita de sal en polvo fino sobre los dientes y, después de 5 minutos, enjuagar con agua tibia.

5. Bicarbonato de sodio

bicarbo

Mezclar 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Hacer gargarismos con esta preparación varias veces al día.

Recomendaciones adicionales para evitar la sensibilidad de los dientes

  • No usar pastas blanqueadoras y en su lugar usar pastas desensibilizantes de venta sin receta. Algunos dentífricos que prometen blanquear y abrillantar los dientes pueden ser muy abrasivos y duros y con el tiempo pueden desgastar el esmalte. Se aconsejoa usar mejor pastas desensibilizantes que contienen un ingrediente especial que rellena los túbulos de la dentina y reduce la sensibilidad. En este sentido, debe ponerse un poco de la pasta en su dedo o en un hisopo de algodón y untársela en los dientes sensibles antes de acostarse. Escupa, pero no se la enjuague.
  • Usar un enjuague de fluoruro. Los enjuagues de fluoruro, que se pueden conseguir sin receta en su farmacia local o en la sección dental de los supermercados, pueden ayudar a reducir la sensibilidad, especialmente en las personas con problemas de caries. Se recomienda usarlo una vez al día. Se hace buches en la boca y después se escupe.
  • Mantener limpios los dientes. Es particularmente importante que no permita placa dental, la sustancia blanca pegajosa que se forma en los dientes, en las áreas sensibles. A medida que la placa se metaboliza, produce ácido, lo que irrita a los dientes. Puede causar que los dientes sensibles reaccionen aun más fuertemente cuando se les estimula. Lávese los dientes por lo menos dos veces al día, preferiblemente en cuanto coma, y use hilo dental por lo menos una vez al día.
  • Usar un cepillo de dientes suave. A menudo, la gente se causa sensibilidad en los dientes por lavarse en forma incorrecta con cepillos de dientes de cerdas duras. Cuando la línea de las encías retrocede (frecuentemente como una parte natural del proceso de envejecimiento) la dentina expuesta se hace más vulnerable a la abrasión por el cepillo de dientes. El esmalte es muy duro, pero la dentina no lo es, y está más sujeta a abrasión por cosas como cepillarse. Use un cepillo con las cerdas más suaves que pueda encontrar, y aplique solamente un poco de presión cuando se cepille. Evite usar una acción de “fregado” cuando se limpie los dientes.

Fuente : Remedios Populares