Published On: Sat, Jun 24th, 2017

Remedio súper poderoso para tratar el dolor de huesos y articulaciones

Hay quien afirma que el dolor de huesos no existe como tal y que lo que sentimos realmente es dolor en las articulaciones, sin embargo, las personas que sufren este trastorno no lo creen así.

De hecho, es muy común que las personas que padecen este problema sean capaces de “predecir” el tiempo atmosférico, anticipándonos la llegada de lluvia o un descenso de la temperatura en los días siguientes.

articulaciones

El dolor de huesos y articulaciones que no se relaciona con una lesión, puede ser causado por la artritis, gota, artrosis (enfermedad que desgasta el cartílago de la articulaciones y los huesos comienzan a rosarse entre sí) y algunas enfermedades autoinmunes.

También puede deberse por una inflamación crónica, lo que afectará también, con el paso del tiempo, a otras partes del organismo.

Una gran cantidad de enfermedades se despiertan a raíz de una inflamación crónica, por lo que es de especial importancia interrumpir estos procesos de inmediato.

Si sufres de dolor de huesos y articulaciones, realiza este remedio naturalsúper poderoso, elaborado con ingredientes que alivian la inflamación, fortalecen los huesos, limpian y lubrican las articulaciones.

Remedio Caseo Para Aliviar el Dolor de Huesos y Articulaciones.

Esta receta combina ingredientes con especiales poderes medicinales. El jengibre es un potente antiinflamatorio natural que, a su vez, fortalece el sistema inmunológico, previniendo enfermedades y evitando que la condición empeore. A su vez, lo combinaremos con zanahoria, un vegetal colmado de nutrientes importantes para mejorar la salud ósea y articular.

Ingredientes:

  • -5 a 6 zanahorias (dependiendo el tamaño).
  • -1/2 cucharadita de pimienta negra.
  • -2 cm de raíz de jengibre fresca.
  • -1 cm de raíz de cúrcuma (o 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo)

Preparación:

En el momento de la preparación, ralla el jengibre y la cúrcuma.
Agrega todos los ingredientes a una licuadora o exprimidor. Licúa hasta obtener un preparado homogéneo. Si el batido es demasiado espeso, aún no lo diluyas.

Tratamiento:

Con estas proporciones, realizarás el batido para todo un día. Bebe de 50 a 60 ml, tres veces en el día: media hora antes del desayuno, del almuerzo y de la cena. En el momento de beber, si crees que está demasiado espeso, sirve la dosis recomendada y finalmente dilúyelo. De esta manera, podrás asegurarte de beber todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.