Published On: Wed, Jun 21st, 2017

El Magnesio, no el Calcio, es la clave para tener huesos sanos

La creencia de que el calcio es el Santo Grial para fortalecer los huesos está arraigada en absoluto en nuestra sociedad, aunque no tiene ninguna base en realidad, pero el calcio es uno de los muchos minerales que tu cuerpo necesita para la formación de huesos fuertes.

La ingesta dietética de magnesio, no necesariamente calcio, puede ser la clave para el desarrollo de huesos sanos durante la infancia, según un nuevo estudio presentado en las Pediatric Academic Societies (PAS) en su reunión anual en los EE.UU.

La sociedad siempre ha estado promoviendo el uso de calcio para prevenir la debilidad en los huesos durante décadas. Los mitos seculares de que los suplementos de calcio fortalecen los huesos y los dientes se ven reforzados en casi toda institución. ¿Pero son eficaces los suplementos de calcio?.

La mayoría de las personas no saben que el mito promovido por la industria de productos lácteos pasteurizados, es que el consumo de productos lácteos como la leche o el queso aumentan los niveles de calcio. Esto es totalmente falso. El proceso de pasteurización sólo crea carbonato de calcio, que no tiene absolutamente ninguna manera de entrar en las células sin un agente quelante.

Así lo que el cuerpo hace es quitar el calcio de los huesos y otros tejidos con el fin de amortiguar el carbonato de calcio en la sangre. Este proceso REALMENTE CAUSA LA OSTEOPOROSIS. La leche definitivamente no hace un bien al cuerpo si se pasteuriza.

El magnesio y el Aumento de la Concientización

Los nuevos datos del profesor Steven Abrams y sus colegas en el Colegio Baylor de Medicina en Houston, concluye en que la ingesta y absorción de magnesio durante la infancia, son predictores clave del contenido mineral óseo total y la densidad ósea, mientras que la ingesta de calcio en la dieta no se asoció significativamente con las medidas.

“Un montón de nutrientes son la clave para que los niños tengan huesos sanos. Uno de ellos parece ser el magnesio”, dijo Abrams. “El calcio es importante, pero, a excepción de aquellos niños y adolescentes con ingestas muy bajas, no puede ser más importante que el magnesio.”

Los investigadores señalaron que los padres han sido informados desde hace tiempo para asegurarse de que sus hijos tengan una buena ingesta de calcio con el fin de ayudar a construir huesos fuertes y sanos. Sin embargo, la importancia de otros minerales esenciales para la salud de los huesos, tales como el magnesio, no han sido tan bien promocionados.

Un mayor consumo de magnesio está significativamente relacionado con la densidad mineral ósea superior(DMO) en los hombres y las mujeres. Hay un aumento del 2 por ciento de incremento aproximado en todo el cuerpo de DMO por cada 100 miligramos de magnesio por día.

Las fracturas osteoporóticas son un importante problema de salud en los adultos mayores, dijo la doctora Kathryn M. Ryder, de la Universidad de Tennessee, Memphis, y sus colegas en su informe. Dada la alta prevalencia de la baja densidad mineral ósea y las fracturas, pequeñas mejoras en la densidad mineral ósea pueden tener un efecto importante de salud pública.

El magnesio es un componente “poco estudiado ” en huesos que pueden desempeñar un papel en el metabolismo del calcio y la resistencia ósea, añaden.

La suplementación con magnesio

El magnesio se presenta de muchas formas. El óxido de magnesio o cloruro está muy bien, como el magnesio quelado. Las cápsulas contienen usualmente de 250 a 500 mg de magnesio. También puedes utilizar un suplemento de calcio / magnesio. Experimenta con los niveles. La cantidad diaria recomendada (RDA) para el magnesio es de 350 a 400 mg por día, aunque para los niveles óptimos, es posible que necesites tanto como el doble de esa cantidad.

Lo mejor es tomar tu magnesio en dosis divididas a lo largo del día. Las puedes tomar con el estómago vacío o con las comidas. También se pueden añadir sales de Epsom a tu baño ya que la sal de Epsom es sulfato de magnesio. Se absorbe a través de la piel y ayudará a reponer las reservas de magnesio. Este “tratamiento” puede incluirse fácilmente a un baño relajante con un buen libro.

Las mejores fuentes de magnesio serán siempre los alimentos. Las fuentes dietéticas de magnesio incluyen vegetales de hojas verdes. El Cacao, semillas, frutos secos de todo tipo se encuentran entre las fuentes de alimentos altos en magnesio.

Fuente:saludnatura.net