Published On: Fri, Jun 2nd, 2017

Cremas naturales para tratar la psoriasis

Cremas naturales para tratar la psoriasis

Es bueno saber que esta condición no tiene cura pero sí se puede tratar para reducir los síntomas o curar más rápido las descamaciones de la piel.

Para eso te recomendamos las siguientes cremas caseras:

1. Aloe vera

Como no podía ser de otra manera, la sábila ocupa el primer lugar en tratamientos naturales para la psoriasis.

  • El gel de aloe vera tiene muchas propiedades como, por ejemplo, ser antiinflamatorio y refrescante cuando las escamas provocan demasiado picor.
  • Para evitar rascarse y lastimarse es recomendable aplicar un poco de este líquido varias veces al día.

Será mejor si ha estado en la nevera para que el frío aumente la sensación de alivio.

No dudes en tener una planta de aloe vera en casa y cortar los tallos cuando los necesites.

2. Calabaza amarga

Este vegetal tiene muchos beneficios para la salud y puede ser consumido para fortalecer el sistema inmunitario (ideal para los que sufren psoriasis) y reducir la inflamación.

Además, se convierte en una crema casera para aliviar esta condición que merece la pena probar.

  • Lo único que debemos hacer es hervir la calabaza pelada y cortada en rebanadas y luego hacer un puré.
  • Cuando esté tibio o a temperatura ambiente aplicar sobre las escamas y dejar 20 minutos antes de retirar con agua tibia.

3. Plátano

Podemos usar la cáscara de banano y frotar la cara interna sobre las lesiones provocadas por la psoriasis o bien realizar una crema pisando un plátano con un tenedor.

  • Esa pasta resultante se esparce sobre la piel afectada y se deja 15 minutos.
  • Tras ese tiempo se enjuaga con agua tibia.

4. Bicarbonato de sodio

Sirve para aliviar la picazón y exfoliar la piel. Es preciso tener mucho cuidado de no aplicar con movimientos muy fuertes porque puede provocar irritación.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • ¼ taza de agua (62 ml)

Preparación

  • En un recipiente coloca el bicarbonato y echa de a poco el agua (mejor si está a temperatura ambiente).
  • Forma una pasta, la cual aplicarás con cuidado sobre los parches escamosos.
  • Deja actuar 30 minutos (si arde retírala antes) y enjuaga con agua.
  • Seca dando suaves golpes con una toalla de algodón.

5. Chile

Este ingrediente usado para aportarle picante a las comidas puede ser de mucha utilidad para tratar la psoriasis.

Contiene un activo químico llamado capsaicina que reduce el dolor al inhibir las terminaciones nerviosas. En este caso también reduce la inflamación, el enrojecimiento y la descamación.

  • Puedes conseguir el extracto de chile en las casas naturistas y hacer una pasta con un poco de agua, o bien machacar un chile rojo con un mortero y lograr la misma consistencia al mezclar con agua.
  • Aplica luego en la zona afectada y deja actuar 10 minutos.

6. Semillas de lino

La linaza tiene aceites esenciales de gran poder antinflamatorio. Puedes usar las semillas de la planta para preparar un ungüento o crema para la psoriasis que será muy eficaz.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de lino (20 g)
  • ¼ taza de agua (62 ml)

Preparación

  • Coloca las semillas en un mortero y machaca bien para que quede como un polvillo. También puedes usar la harina de lino para evitar este paso.
  • Agrega de a poco el agua para formar una pasta homogénea.
  • Aplica sobre las placas de la psoriasis y deja actuar 15 minutos.
  • Retira con agua tibia.

Los factores desencadenantes de la psoriasis son muy variados:

  • Infecciones
  • Dieta y consumo de alcohol
  • Trastornos emocionales
  • Factores climáticos
  • Problemas endocrinos

La dieta es fundamental para mejorar el cuadro. Nuestra alimentación cotidiana debe estar compuesta por:

  • Vegetales
  • Frutas
  • Avena
  • Frijoles
  • Salmón o caballa (dos veces por semana)

En el caso de no comer pescado se puede optar por el aceite o las semillas de lino.

A su vez, es muy importante beber (como mínimo) un vaso de agua cada dos horas para ayudar al organismo en la eliminación de las toxinas que provocan inflamación.

  • Evita comidas como el pollo, la carne roja y los lácteos, ya que tienen una proteína difícil de digerir por el hígado.
  • Tampoco son buenos la comida rápida, los azúcares y los fritos.