Published On: Sun, May 28th, 2017

Consejos y tratamiento para depurar el colon intoxicado

batido de frutas

Según la Real Sociedad de Medicina de Gran Bretaña, más de 65 problemas diferentes de salud son causados por un colon intoxicado.

Muchas veces es producto de una autointoxicación del colon por descuido o matos hábitos de evacuación que generan acumulación de desechos y toxinas.

Este remedio casero a base de granadilla es ideal especialmente cuando existe estreñimiento por colon intoxicado.

La granadilla

Es el fruto de una planta trepadora originaria de los Andes, pero en el Perú crece en la costa, sierra y selva. Tiene una cascara resistente pero rompible de color anaranjado o amarillo oscuro, tras ella hay un saco membranoso que protege la pulpa gelatinosa compuesta por cerca de 200 semillas comestibles de agradable sabor, con ellas se preparan jugos, postres y licores.

Para qué se utiliza

Es un excelente alimento para bebés, pues aporta nutrientes necesarios para su desarrollo físico y mental. El fruto también es bueno para combatir el Insomnio y la Inflamación de los ojos, garganta y vejiga. En infusión, ayuda a calmar los nervios y dolores musculares, menstruales o de cabeza. Sus hojas se utilizan para bajar la fiebre.

Propiedades

Sus principales cualidades son las diuréticas y digestivas, gracias a su gran aporte en fibra. También son relajantes, antiparasitarias y antianémicas. Las granadillas son ricas en vitaminas A, C y K, y minerales como potasio, fósforo, hierro y calcio. Tienen un bajo contenido de grasa y calorías.

Batido de frutas

Tome 1 o 2 veces al día.  Acompañe con 1.5 litros de agua durante el día.

Ingredientes:

  • 1/4 de papaya mediana
  • 2 granadillas
  • 10 ciruelas sin pepas
  • 1 cucharada de polen polifloral

Preparación:

Parta las granadillas y pique la papaya. Licúe la papaya, las granadillas y las ciruelas sin pepas. Añada una cucharada de polen polifloral y continúe licuando. Sirva sin colar.

Advertencia: No deseche la membrana blanca que cubre las pepas de la granadilla, pues contiene fibra y su sabor ligeramente amargo ayuda al cuidado del hígado.