Published On: Fri, Jun 16th, 2017

Cómo utilizar la sábila para la psoriasis. Remedio muy eficaz!

En muchas ocasiones, los tratamientos dermatológicos no son suficientes o no ofrecen los resultados esperados y recurrir a alternativas naturales, como el aloe vera, puede ser una muy buena solución para combatir rápidamente todos los síntomas y acelerar la sanación de la piel. En este artículo te explicamos con detalle cómo utilizar la sábila para la psoriasis y mostramos cuáles son los mejores tratamientos.

Beneficios del aloe vera puro para la psoriasis

El aloe vera o sábila es, sin duda, uno de los mejores remedios caseros para la psoriasis que existe, pues esta planta medicinal cuenta con numerosos componentes que ayudan a regenerar la piel de forma natural y a sanar todos los tejidos dañados, permitiendo así acelerar la curación de los brotes de esta afección cutánea. Seguidamente, detallamos cuáles son todas sus propiedades y por qué el aloe vera es bueno para la psoriasis, toma nota:

  • Contiene aloína, que es una enzima que tiene efectos analgésicos y calmantes, por lo que es de gran ayuda para disminuir el dolor, la irritación y la picazón que pueden causar las manchas o lesiones en la piel por psoriasis.
  • Es antiinflamatorio, lo cual resulta muy útil para reducir la hinchazón y el enrojecimiento de la piel dañada.
  • Su contenido en ácido aloético, emodina y ácido crisofánico es excelente para proteger la piel de infecciones y luchar contra las bacterias.
  • Es muy rico en agua y es un gran hidratante natural que permite nutrir y reparar la piel seca, engrosada y pruriginosa que se presenta cuando se padece de esta condición. Crea una capa protectora en la piel, impidiendo que se pierda la humedad natural y la deshidratación.
  • Es rico en antioxidantes, minerales, vitaminas y aminoácidos que favorecen la regeneración y renovación de las células nuevas de la piel.
  • Favorece la desintoxicación del organismo y aumenta la inmunidad del cuerpo, lo cual permitirá que el sistema inmunológico actúe con mayor eficacia contra las infecciones y afecciones que pueden atacar a los tejidos sanos del cuerpo.

Cómo usar aloe vera puro para la psoriasis

Utilizar la sábila para la psoriasis es un tratamiento seguro y eficaz para aliviar la picazón, la irritación, la inflamación y la descamación de la piel más rápidamente. Es posible usarla de diferentes formas y, a continuación, vamos a mostrarte las que pueden ofrecerte mejores resultados y un alivio más rápido.

La primera de ellas consiste en la aplicación directa de gel de aloe vera puro sobre la piel afectada. Este gel puedes obtenerlo directamente de una hoja de sábila, extrayendo el gel líquido de su interior, o adquirirlo en una farmacia o tienda naturista en forma de loción tópica. En este último caso, es muy importante que previamente te asegures de que el gel es lo más puro posible para que pueda actuar favorablemente. Para aplicar correctamente el aloe vera puro para la psoriasis, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Limpia la zona aplicando unas compresas humedecidas con agua tibia o fría.
  2. Aplica el gel de aloe vera sobre la piel dañada y masajea con suavidad durante unos 2 minutos haciendo movimientos circulares con los dedos.
  3. Deja que el gel actúe durante unos 15 o 20 minutos o durante toda una noche si lo aplicas antes de irte a dormir.
  4. Pasado ese tiempo, retira con abundante agua tibia o fría y ¡listo!

Puedes repetir el tratamiento entre 2 y 3 veces al día para sentir un mayor alivio y curar la psoriasis más rápidamente.

Cómo hacer crema de aloe vera para la psoriasis

 La receta que debes seguir para la preparación es la siguiente:

Ingredientes

  • 1/2 taza de pulpa o gel de aloe vera
  • 1/2 taza de pulpa de aguacate
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

  1. Primero, extrae la pulpa del aguacate con la ayuda de un cuchillo o cuchara e introdúcela en el vaso de la batidora o en la licuadora.
  2. Agrega el gel de sábila y el aceite de oliva y procesa todos los ingredientes hasta que hayas obtenido una mezcla homogénea.
  3. Deja reposar durante unos 10 minutos y luego ya podrás aplicarla sobre la piel afectada y dejar que actúe durante unos 20 minutos.
  4. Finalmente, enjuaga la zona con agua tibia o fría.

Puedes usar la crema de aloe vera para la psoriasis varias veces al día, e incluso aplicártela antes de irte a dormir y dejar que actúe a lo largo de toda la noche.

Jugo de sábila para la psoriasis

Un tratamiento complementario a los anteriores y que puede hacer que la psoriasis se cure en menos tiempo, es el de tomar jugo de aloe vera, el cual es ideal para fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a eliminar las toxinas acumuladas en el organismo. La mejor receta para preparar jugo de sábila para la psoriasis es la siguiente:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de sábila
  • 2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 1 vaso de agua mineral

Preparación

  1. Vierte el agua en un cazo y ponla en el fuego para que hierva.
  2. Cuando alcance el punto de ebullición, añade el gel de aloe vera y remueve con una cuchara.
  3. Una vez bien disuelto, retira del fuego y vierte en una taza.
  4. Espera unos 10 minutos y agrega el zumo de limón que acabas de exprimir.
  5. Toma una taza cada mañana durante unos 7 días y verás cómo notas muchísimo la mejoría.

Aloe vera para la psoriasis en el cuero cabelludo

Por último, también puedes utilizar la sábila para la psoriasis en el cuero cabelludo, ya que esta es una zona muy frecuente en la que se presenta esta afección.

En este caso, se puede experimentar una gran picazón, irritación, descamación y enrojecimiento en la zona. Y para combatir todos estos síntomas, es muy recomendable aplicar un poco de gel de aloe vera directamente en el cuero cabelludo, dejar que actúe durante unos 20 o 30 minutos y, luego, retirar con abundante agua tibia.

Tras ello, deberás lavar tu cabello como de costumbre, pero es importante que lo hagas con un champú que sea suave y que no irrite la piel de la zona.

Este artículo es meramente informativo,  no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico.

Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.