Published On: Fri, Jun 16th, 2017

Cómo tratar la inflamación de la vesícula biliar

La vesícula biliar se puede inflamar por distintos motivos: enfermedades infecciosas, infecciones del intestino, debido a la presencia de cálculos de la bilis que por sí mismos pueden originar infección e inflamación del órgano, o a causa del estancamiento en la salida de esta, lo que da lugar a una dilatación de la vejiga y facilita la infección.

Resultado de imagen para Cómo tratar la inflamación de la vesícula biliar

Los pacientes con esta condición presentan un dolor abdominal en la parte superior derecha o media que ocasiona muchas molestias, sin embargo algunas recomendaciones pueden ayudar a tratar la inflamación de la vesícula biliar efectivamente, te explicamos cómo hacerlo.

 5 alimentos que no deberían faltar en tu dieta.

Manzana en puré
La manzana contiene una gran cantidad de taninos, sustancias antiinflamatorias que evita que la vesícula trabaje en forma forzada y se inflame. La mejor forma de comer manzana para tratar la vesícula inflamada es sin piel, tanto cocida, como cruda en puré. Si deseas endulzarla añádele stevia o sucralosa.

Pechuga de pollo o pavo sin piel
Cuando sufres de inflamación de vesícula, es importante que elimines las grasas de la dieta, lo máximo posible. Para ello, debes elegir carnes magras, como por ejemplo la pechuga de pollo o pavo.

Calabaza cocida
La calabaza cocida en puré o cocida al horno, es un vegetal ideal para tratar problemas de vesícula, ya que su fibra se encuentra modificada por la cocción, lo cual reduce y evita la inflamación.

Aceite cruda
El aceite estimula la vesícula lo cual es importante para su correcto funcionamiento, pero este debe ser utilizado en forma cruda y no en frituras. Las frituras pueden provocar su inflamación y son muy mal toleradas tanto por el hígado como por la vesícula. Es decir, que debes utilizar el aceite de girasol, soja u oliva sólo como condimento y sin someterlo a cocción.

Queso untable light
Los lácteos enteros, y especialmente los quesos grasos pueden ser muy mal tolerados, por ello para que puedas consumir alimentos ricos en calcio, pero que desinflame la vesícula, elige los quesos untables light. Incluso puedes utilizar dichos quesos para preparar salsas saladas o dulces apropiadas para la vesícula inflamada.

Instrucciones:

La inflamación de la vesícula biliar, conocida también como colescistitis aguda, suele presentarse con frecuencia cuando un cálculo biliar bloquea el paso de la bilis hacia fuera de la vesícula, aunque existen otras causas posibles para esta condición.
Algunas personas son más propensas a sufrir de esta patología, presentándose mayoritariamente en:

  • Mujeres mayores de 40 años, especialmente quienes han tenido más de un hijo.
  • Pacientes con obesidad y/o diabetes.
  • Personas que aumentan y bajan de peso de forma rápida y frecuente.
  • Quienes han recibido terapia hormonal.

Lo primero que se debe hacer para tratar la inflamación de la vesícula biliar es suprimir los malos hábitos como el consumo de tabaco y alcohol, así como reducir la ingesta de café, té, leche y todo tipo de quesos y derivados lácteos, altamente nocivos en el caso de que esta condición se presente debido a un cálculo biliar.

Se tiene que seguir una dieta depurativa con la finalidad de solucionar las distintas anormalidades que causan la inflamación de la vejiga. Se pueden beber jugos de naranja, de manzana y de uvas para disminuir la hinchazón.

Es muy importante llevar una dieta baja en grasas saturadas con el fin de desinflamar la vesícula y mejorar la condición, por lo que la comida rápida, los alimentos fritos, los embutidos, las carnes muy grasas y la bollería deben eliminarse por completo.

El reposo es muy recomendado en los casos de inflamación de la vesícula biliar, por lo que de ser posible se recomienda estar acostado y no hacer actividades que requieran de esfuerzo.

Es muy importante evitar el estreñimiento y las malas digestiones, porque estas solo empeorarían la situación de la enfermedad. De este modo se recomienda comer muy lento, sin nada que genere estrés o molestias y consumir alimentos ricos en fibra en cocciones simples para estimular el tránsito intestinal.

“publibygoogle_6426441994 ad breakpoint_1-5 breakpoint_2 breakpoint_2-5 breakpoint_3 breakpoint_4”> A lo largo del día se tienen que aplicar sobre el vientre compresas calientes de agua de manzanilla y semillas de linaza durante unos 5 minutos, repitiendo varias veces. En cambio por la noche, antes de acostarte, las compresas de agua tienen que ser de unos 15º C y se deben mantener 20 minutos.

Si el dolor es muy intenso y persistente es importante visitar a un médico de forma urgente, pues aunque la inflamación de la vesícula biliar puede remitir en algunos casos, si hay presencia de cálculos será necesaria la intervención de un especialista.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico.

Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.