Published On: Thu, Jun 15th, 2017

Cómo quitar las verrugas con aceite de Árbol Del Té

Si estas buscando un remedio natural para eliminar las verrugas, ocupas investigar mucho. Puedes asumir que los remedios no funcionan , pero esto no es el caso.  El  aceite del árbol del té, es un potente método para eliminar las verrugas.

Se debe aplicar el aceite del árbol de té directamente en la lesión cutánea, ya sea en forma individual o en un grupo de ellas, si se encuentran varias en una zona en particular. Existen básicamente dos formas de utilizar el aceite del árbol del té:

Método 1

Este método incluye la utilización del aceite del árbol del té por medio de su aplicación con un trozo de algodón, poniendo sobre éste un vendaje adhesivo, que asegure el contacto directo entre el aceite y la piel.

Si bien la utilización del vendaje es opcional, lo que sí debe realizarse es el lavado previo de la zona afectada con agua y jabón, con el posterior secado, para asegurar la remoción de grasitud u otras sustancias que pudieran  actuar como barrera e impedir la adecuada absorción a través de la piel. Es importante no frotar fuertemente  la zona de aplicación, ya que podría lastimar e irritarse aún más en contacto directo con el aceite esencial.

Se deja el producto sobre la piel, a fin que actué por contacto, reaplicando unas 2 veces más por día, para optimizar los resultados.  El hecho de aplicar un vendaje aumenta la absorción del producto, más aún si es una zona que queda cubierta por la ropa, que podría absorberlo.

Método 2

En este método se necesita:

  • 3 gotas de aceite del árbol del té
  • 4 gotas de vinagre de sidra de manzana crudo
  • 5 gotas de jugo de limón
  • Un trozo pequeño de algodón
  • Un vendaje

Mezclar muy bien los ingredientes en un recipiente de pequeño tamaño y aplicar con el trozo de algodón sobre la verruga a tratar. Cubrir la zona con el vendaje, dejándola “empapada” con la mezcla, hasta que se deba realizar la siguiente aplicación.

Este método también requiere la aplicación de 3 veces al día, durante unas 3 a 6 semanas, de modo de obtener resultados visibles y efectivos.

Resultados esperables

La mejoría  o total recuperación de estas protuberancias anti estéticas tiene lugar entre las 3 a 6 semanas de uso, siempre y cuando se haya utilizado por el tiempo recomendado durante 2 a 3 veces por día.

Durante el tratamiento, la lesión verrugosa sufre cambios físicos y químicos, que se manifiestan en un cambio de color. La piel afectada modifica su coloración y se torna más oscura, casi negra. Posteriormente se desprende, sin dejar, generalmente, ninguna marca o cicatriz.

En algunos contados casos, se han reportado ausencia de resultados favorables al tratamiento, aún habiendo seguido el tratamiento según las indicaciones y utilizado un producto de calidad.

Precauciones en su uso

Jamás ingerir, pues se ha demostrado su toxicidad por vía oral, por lo que se debe evitar dejar al alcance de los niños y mascotas. En general, el aceite del árbol del té es bastante bien tolerado por la gran mayoría de las personas, incluso en mujeres embarazadas ha presentado una muy buena tolerancia, considerando que es una etapa en que la mujer está especialmente sensible a nivel cutáneo.

Si bien es recomendable evitar en la etapa del embarazo y  lactancia, porque su seguridad no ha sido absolutamente demostrada, y algunos investigadores aducen un posible grado de toxicidad si se absorbe demasiado producto a través de la vía cutánea.

Dependiendo de las características químicas de la piel, existen pieles que son más susceptibles y pueden presentar algún grado de irritación como efecto secundario a la aplicación del aceite esencial del árbol del té.

Este aceite ocasiona cierto grado de deshidratación de la piel, por lo que hay que ser cuidadosos en los casos de las pieles extremadamente secas.

Sin embargo, ante estos inconvenientes existen medidas fáciles y totalmente prácticas que hacen posible la aplicación de este aceite tan eficaz, como es recurrir a su dilución o combinación con agua o con otros aceites, como es el caso del aceite de ricino, aceite de oliva o incluso el suave aceite de jojoba.

Así que ya sabes,  si andas buscando un tratamiento para erradicar las verrugas vulgares de tu piel, puedes recurrir con total confianza al uso del aceite esencial del árbol del té, que ha sido demostrada científicamente su eficacia e inocuidad cuando se lo usa correctamente y a la concentración y calidad adecuadas.