Published On: Sat, May 27th, 2017

Cómo hacer un aceite terapéutico de canela y cuáles son sus beneficios

La canela es una de las especias más conocidas en todo el mundo, valorada por sus aplicaciones medicinales, gastronómicas y cosméticas.

Extraída del árbol Cinnamomum verum, se utiliza en la preparación de bebidas y postres. No obstante, también se puede incluir como ingrediente principal de muchos remedios caseros.

Se distingue por sus cualidades aromáticas, utilizadas en la fabricación de perfumes, ambientadores y productos para la limpieza del hogar.

Además, dado que es rica en sustancias antibacterianas y antioxidantes, cuenta con muchos usos internos y externos que se pueden aprovechar como tratamiento de muchas enfermedades.

Lo más interesante es que es muy económica, cómoda de incorporar en la dieta y, de hecho, de fácil combinación con otros ingredientes.

Si bien suele ingerirse mediante infusiones y batidos, existen otros métodos para obtener al máximo sus propiedades.

Entre estos nos encontramos con un aceite terapéutico, ideal para aliviar problemas cutáneos, dolencias y bajas en el sistema inmunitario.

A continuación queremos enseñarte los pasos de preparación y todos los beneficios que obtienes al utilizarlo.

¿Cómo preparar un aceite terapéutico de canela?

Cómo hacer un aceite terapéutico de canela y cuáles son sus beneficios

La preparación de este aceite medicinal es muy sencilla y puedes hacerla sin necesidad de estar padeciendo alguna condición especial.

Como sus ingredientes son de larga duración, puedes preparar cierta cantidad para incluirlo dentro de tu botiquín.

Y, aunque en algunas tiendas herbolarias y naturistas lo venden listo para su uso, esta alternativa garantiza la calidad de sus ingredientes por un precio más económico.

Ingredientes

  • 12 varitas de canela
  • 1 taza de aceite de oliva extra virgen (200 g)
  • 1 frasco de vidrio hermético

Preparación

  • Incorpora las varitas de canela en el frasco de vidrio y, posteriormente, vierte el aceite de oliva extra virgen.
  • Asegúrate de que las varas queden bien cubiertas por el aceite, sella el frasco y almacénalo en un lugar cálido.
  • Deja que el producto se concentre durante dos o tres semanas, y agítalo todos los días para que los extractos de la canela se mezclen bien con el aceite.
  • Una vez pasado el tiempo aconsejado, separa los restos de canela usando una gasa, o un colador de un material similar.
  • Para terminar, vierte el producto en un frasco oscuro y consérvalo en un lugar fresco.

¿Cuáles son los beneficios del aceite terapéutico de canela?

El aceite de canela es rico en sustancias antibacterianas y antifúngicas que combaten de forma eficaz una amplia variedad de patógenos que afectan la salud.

La combinación de ingredientes utilizada alivia la inflamación, inhibe el daño celular causado por los radicales libres y, a su vez, fortalece el sistema inmunitario.

Entre sus principales beneficios cabe destacar:

Previene los resfriados

La aplicación y consumo de aceite de canela es una forma sencilla de prevenir y aliviar los incómodos síntomas de la gripe y el resfriado.

Sus compuestos destapan las vías respiratorias, calman la congestión y facilitan la eliminación de los virus y bacterias que lo ocasionan.

Combate la diabetes

Está comprobado que la canela es una de las mejores especias para combatir los descontroles en los niveles de azúcar en la sangre.

Si añadimos dos o tres gotas de su aceite en la alimentación regular podemos obtener interesantes beneficios contra la diabetes.

Alivia la artritis

Los pacientes con artritis y dolencias en los huesos pueden obtener una agradable sensación de alivio con la aplicación directa de este producto natural.

El aceite de canela estimula el flujo sanguíneo y disminuye la inflamación para calmar el dolor y las dificultades de movimiento que se producen por este problema.

Combate las infecciones cutáneas

Este aceite se absorbe con facilidad a través de los poros de la piel y, dado que es antibacteriano, su uso regular disminuye todo tipo de infecciones cutáneas.

Está recomendado para pacientes con pie de atleta, psoriasis y otros trastornos que afectan la salud de la piel.

Reduce la fatiga

Los masajes con aceite de canela son útiles para aliviar los síntomas de la fatiga física y mental.

Sus compuestos mejoran la circulación sanguínea, favorecen el paso del oxígeno hacia el cerebro y optimizan la utilización de las energías.

Combate las infecciones vaginales

Un poco de aceite de canela diluido en el agua de la ducha puede ayudar a equilibrar el pH vaginal para hacerle frente a las infecciones.

Su uso en pequeñas cantidades disminuye la presencia de bacterias y levaduras, y controla síntomas como la comezón, el flujo y el mal olor.

¿Alguna vez has preparado aceite de canela? Ahora que sabes cómo hacerlo en casa, sigue los sencillos pasos y mantén a la mano este espectacular remedio.