Published On: Wed, May 17th, 2017

Cómo combatir la caída del cabello con cebolla y miel de abeja; cebolla y aceite de argán

La cebolla es uno de los ingredientes naturales que se han utilizado desde la antigüedad para el tratamiento de la caída excesiva del pelo.

 Su alta concentración de compuestos sulfurosos, además de vitaminas y minerales, nutren a profundidad el cuero cabelludo para mejorar la circulación y, de este modo, estimular el crecimiento.
Si bien su olor es fuerte y un poco desagradable, se puede combinar con otros ingredientes para facilitar su aplicación y potenciar sus efectos.
Además, a diferencia de los productos que comercializan para controlar este problema, es mucho más económico y no suele causar reacciones indeseadas.
Como sabemos que muchas desean aprender a utilizarla, a continuación queremos compartir una serie de remedios diseñados para hacerle frente a este trastorno capilar.
Cebolla y aceite de argán: Los nutrientes esenciales de la cebolla se unen con el poder hidratante y reparador del aceite de argán para brindarnos un completo tratamiento contra la caída excesiva.
Su uso habitual repara las puntas dañadas y estimula la circulación en el cuero cabelludo para favorecer el crecimiento.
Cebolla y miel de abeja: 
Aunque la combinación de cebolla y miel de abeja se conoce por sus beneficios para la salud inmunitaria y respiratoria, es bueno saber que también es una gran solución para los problemas de caída. Sus propiedades regulan la producción de grasa en el cuero cabelludo y ayudan a retener la humedad natural para evitar el debilitamiento de la melena.
Tras obtener una pasta jugosa, aplícala por todo el cuero cabelludo y extiéndela sobre las hebras de pelo. Deja que actúe durante una hora y enjuaga con abundante agua tibia y champú.