Published On: Mon, May 15th, 2017

Bebida casera con cáscara de piña para repoblar la flora intestinal

Para obtener los máximos beneficios en nuestra flora intestinal es conveniente que tomemos esta bebida a primera hora, en ayunas. Podemos repetir otra toma después de la comida y de la cena.

Todos solemos desechar la cáscara de la piña. Sin embargo, se trata de un ingrediente maravilloso con el que podemos preparar una bebida fermentada que nos ayude a repoblar la flora intestinal.

En este artículo compartimos la receta de esta sorprendente y deliciosa bebida, así como sus múltiples propiedades para la salud.

¿Qué es la flora intestinal?

La flora intestinal es un complejo de microorganismos de múltiples especies que viven en el tracto digestivo, en especial en el colon.

Pocas horas después de nuestro nacimiento, estos microbios, que son en su mayoría bacterias, empiezan a llegar a nuestro organismo a través de los alimentos que ingerimos.

La flora intestinal se va multiplicando, a pesar de que también la dañan los cambios de alimentación y los antibióticos. A los dos años tenemos ya la flora bacteriana definitiva.

La función de la flora intestinal está relacionada con la fermentación y digestión de los alimentos no digeribles, como la fibra vegetal.

También influye en la producción de algunos nutrientes, la absorción de algunos minerales y el equilibrio del sistema inmunitario.

Por este motivo es fundamental cuidarla, ya que su alteración puede causarnos muchos trastornos de salud.

¿Cómo tengo la flora intestinal?

Muchas personas se preguntarán cómo pueden saber si tienen la flora intestinal saludable o reducida.

A continuación damos algunos indicadores que evidencian un estado deficitario:

  • Tendencia a sufrir infecciones.
  • Problemas digestivos como hinchazón, gases o flatulencias.
  • Mala digestión de algunos alimentos, en especial de almidones y azúcares.
  • Estreñimiento y diarrea.
  • Parásitos intestinales.
  • Alergias alimentarias.
  • Trastornos de tiroides.
  • Los probióticos son la solución a la flora intestinal dañada, ya que son organismos vivos de origen natural que, al consumirse, la van regenerando de manera progresiva.

Los podemos obtener de algunos alimentos fermentados como el chucrut, el kéfir o bien mediante suplementos que se deben tomar siempre en ayunas para que realmente sean efectivos.

Esta bebida de piña también nos puede ayudar a conseguirlos.

Bebida fermentada de piña

Esta deliciosa bebida casera y medicinal se realiza a partir de la fermentación de la cáscara de la piña, la cual contiene varios microorganismos, siempre y cuando la fruta no haya sido tratada con antifúngicos.

Por este motivo elegiremos siempre piñas ecológicas o cultivadas al natural.

Además de obtener todos los beneficios de un alimento fermentado, las cualidades específicas de la piña hacen que esta bebida sea también excelente para:

  • Mejorar la digestión
  • Combatir la retención de líquidos y la hinchazón
  • Mejorar la circulación
  • Combatir el dolor y la inflamación.
    Ingredientes
  • La cáscara de dos piñas medianas o una grande.
  • 2 ½ tazas de azúcar moreno 500 g.
  • 3 litros de agua.
    Preparación
  • En primer lugar, lavaremos bien la cáscara de la piña con la ayuda de un cepillo y con un poco de vinagre.
  • La pelaremos, dejando la cáscara con un poco de pulpa, y la cortaremos en trozos pequeños.
  • A continuación la pondremos en un frasco grande de cristal en el cual podamos añadir dos litros de agua y el azúcar moreno.
  • Dejaremos el frasco a temperatura ambiente, entre 20 y 30 ºC, durante dos días. Si hace más frío, podría tardar un poco más en culminar el proceso.
  • Pasado ese tiempo, colaremos la bebida, le añadiremos el litro de agua restante y la dejaremos fermentar todavía 12 horas más.
  • Para detener la fermentación, pasaremos a conservar esta bebida en la nevera.
  • Como durante la fermentación los microbios consumen el azúcar, si lo deseamos, podemos endulzar la bebida con un poco de miel de abeja o estevia.