Published On: Thu, May 25th, 2017

6 remedios caseros fabulosos a base de penca de sábila

En todos los hogares del mundo debería haber, al menos, una planta de aloe vera. ¡Tiene muchas propiedades como para desaprovecharlas!

Desde la antigüedad se emplea por sus efectos medicinales y estéticos. En este artículo te contamos los mejores remedios caseros a base de penca de sábila.

El aloe vera o sábila: regalo de la naturaleza

Las antiguas civilizaciones ya usaban esta planta: egipcios, griegos y romanos conocían las propiedades curativas del aloe vera.

También los árabes la tenían en gran estima y fueron ellos los encargados de llevar la sábila a la península ibérica, desde donde se expandió a otras latitudes.

Conocida por sus hojas carnosas y gruesas de color verde y con espinas, el gel del aloe se puede usar cortando una de las pencas horizontalmente.

Este líquido acuoso es antiinflamatorio, cicatrizante, estimulante del crecimiento de los tejidos y antiséptico.

  • En el uso externo el aloe vera se emplea para sanar quemaduras y cicatrizar heridas, combatir los hongos, curar la dermatitis y prevenir las estrías.
  • Si se consume de forma interna sirve para el estreñimiento, las úlceras, las inflamaciones intestinales y la disentería.

Diferentes formas de aprovechar las bondades de la sábila

Prepara un gel refrescante de aloe vera

El aloe vera se puede disfrutar de diversas maneras. En primer lugar, como gel.

Es recomendable para todo tipo de problemas dérmicos (entre ellos irritaciones, eccemas, picaduras de insectos, acné y alopecia):

  • Corta por la base una de las pencas u hojas. Mejor si es de las que está más cerca de la tierra y por fuera de la planta. Al menos debe medir 40 cm de largo y 6 cm de ancho.
  • Lava bien y quita las espinas de los laterales. Luego corta de forma horizontal y con una cuchara retira el gel del interior.
  • Este producto se puede colocar en un recipiente o frasco y guardar unos días en la nevera (funciona mucho mejor cuando está frío).

Otra opción para disfrutar de las bondades de la sábila es elaborar un zumo:

  • Para ello se emplea toda la penca, a excepción de las espinas y de la savia amarilla.
  • El resto se pica en rebanadas pequeñas y se pasa por el vaso de la licuadora junto con 1 litro de agua.
  • Puedes guardar en la nevera, aunque se recomienda consumirlo recién hecho.

Recetas caseras con sábila

Uno de los componentes más usados en los productos de belleza (cremas, lociones, geles, champú, etc.) puede convertirse en un aliado importante en el hogar.

Usa el aloe vera como remedio de primeros auxilios o para verte más bonita.

1. Aloe vera y limón

Si tienes manchas en las axilas puedes realizar esta receta casera. Es muy eficaz. El limón aclara, mientras que el aloe suaviza. ¡No se necesita nada más!

Ingredientes

  • 1 penca de aloe vera
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Abre por la mitad la penca de sábila y retira el gel.
  • Exprime el limón y mezcla el jugo con el gel.
  • Frota sobre las manchas de las axilas todas las noches.
  • Deja actuar 15 minutos y enjuaga.

2. Jugo de aloe vera

Jugo de aloe vera

Este remedio casero sirve para las personas que sufren aftas bucales, dolor de muelas o cualquier otro problema dental. Evita la aparición de caries y el desgaste del esmalte.

Ingredientes

  • 1 penca de sábila
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En una taza mezcla el agua con el gel de aloe vera.
  • Haz enjuagues luego de lavarte los dientes (entre 3 y 4 veces por día).

3. Sábila y aceite de coco

Se trata de un excelente remedio casero para el cabello que le devuelve el brillo, la sedosidad y la salud. Además, actúa en el cuero cabelludo, humecta la piel y evita la caída de pelo.

Ingredientes

  • 1 penca de aloe vera
  • 1 cucharada de aceite de coco o dde almendras (15 g)

Preparación

  • Corta la penca de sábila por la mitad y extrae el gel.
  • Mezcla con el aceite de tu elección (de coco o de almendras).
  • Echa en el envase de tu champú habitual.
  • Lava como de costumbre.
  • No te olvides de hacer un último enjuague con agua fría para cerrar los folículos capilares y evitar el frizz o encrespamiento.

4. Aloe vera, miel y limón

Agua-limon-miel

Este remedio casero se emplea para tratar queloides y regenerar la piel. Se recomienda aplicarlo varias veces al día durante un mes consecutivo para ver los resultados.

Ingredientes

  • 1 penca de sábila
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Extrae el gel del aloe vera y exprime el limón.
  • En un recipiente coloca la sábila, el limón y la miel.
  • Mezcla bien y aplica con ayuda de una bola de algodón en la zona afectada.
  • Deja que actúe 20 minutos y retira con agua fresca.

5. Sábila, huevo y miel

Otro remedio casero para el cabello a base de aloe vera que deja el pelo brillante y sedoso. Ideal para eliminar las puntas abiertas y nutrirlo por completo.

Ingredientes

  • 1 penca de aloe vera
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 huevo (si tienes el cabello muy largo necesitaráss 2 huevos)

Preparación

  • Corta la penca de sábila de la planta y luego de forma horizontal.
  • Extrae el gel y coloca en un recipiente.
  • Echa la miel y el huevo previamente batido (hasta que forme espuma).
  • Mezcla ligeramente hasta obtener una crema homogénea. Reserva.
  • Lava tu cabello como de costumbre.
  • Aplica esta mascarilla en el cuero cabelludo a través de movimientos circulares.
  • Continua por el cabello, desde la raíz hasta las puntas.
  • Deja actuar 30 minutos y luego enjuaga con agua fría.
  • Repite 3 veces por semana.